¿Por qué sí Homebanking pero no Voto Electrónico?

Es una de las frases más trilladas en toda discusión Voto Electrónico sí o no.  Pero no son comparables.  En esta nota pretendo demostrar por qué no podemos equiparar el uno con el otro.

Comienzo por una nota muy interesante de Javier Smaldone de la cuál quiero destacar particularmente el por qué carece de fundamentos la comparación Voto Electrónico <-> Homebanking [1].

Pero, ¿no confiamos nuestro dinero y hasta nuestras vidas en sistemas informáticos? No, no lo hacemos. Usamos cajeros y homebanking para mover nuestro dinero, pero al hacer un movimiento importante seguramente conservaremos el número de comprobante hasta asegurarnos de que todo ha ido bien. Usamos sistemas informáticos en nuestros automóviles, pero lejos estamos de dejarlos conducir despreocupadamente. Y todo esto, aún cuando podemos suponer que tanto los fabricantes de cajeros como los de automóviles no harán ninguna manipulación para que sus productos se comporten de forma indeseada. ¿Podemos asegurar esto cuando hablamos de un sistema electoral? Claramente, no.

La principal diferencia entre Voto Electrónico y Homebanking es entender el concepto: uno debe ser totalmente anónimo, mientras que en el otro existirán múltiples registros de diversas entidades (banco emisor, banco receptor, dispositivo  – cajero, posnet, etc. -, entidad financiera, cliente/usuario, etc.).

Un precepto de todo sistema electoral es voto secreto.  ¿Cómo mantenemos el secreto de un voto, a la vez que implementamos un sistema que permita autenticar indefectiblemente al emisor de ese voto? No se puede.

¿Qué hace que el homebanking sea seguro [2]? El sistema bancario en su totalidad está preparado para rastrear toda operación bancaria.  Tarde o temprano sale a la luz cuando se produce un fraude bancario, debido a la enorme cantidad de registros que existen.

Seguramente los que usaron homebanking [3] y han realizado un pago o una transferencia, han recibido un comprobante de esto.  Tanto el usuario como el banco y la entidad receptora del pago/transferencia guardan registros individuales de dicha operación, así como también registros del cierre de cuenta y balance del día, de la semana y del mes.

Como indica un sitio de noticias estadounidenses en una nota del 2011 [4]:

The answer, according to top security experts, is a qualified “yes.” Using the Internet to bank, buy music, or shop is still as safe or safer than visiting brick-and-mortar locations, as long as consumers take precautions and know what to do if they notice any suspicious activity. In fact, the overall trend is a reassuring one: 2010 actually saw fewer records breached than the previous year due to new infrastructure in place, says Julie Conroy McNelley, senior fraud and risk analyst at research firm Aite Group. Today, she adds, “banks have some of the most sophisticated mechanisms in place.”

Pero esto no es posible de lograr con un sistema electoral por el precepto del anonimato: no debe existir ningún vínculo entre el voto emitido y su emisor, por lo que jamás se crean (ni se deben crear) registros del estilo.

Como menciona Manolo Envido:

A esto hay que sumarle que todas las partes involucradas en el Homebanking se ven beneficiadas por un sistema seguro y confiable, pero eso todas ellas trabajan en conjunto para velar por su credibilidad. Aquellos que están interesados en vulnerar el sistema informático bancario son externos al sistema en si mismo buscando algún rédito personal.

Con un sistema de votación es exactamente al revés, muchas de sus partes involucradas se ven beneficiadas la vulnerar el sistema y sacar una tajada mas de votos que la que les corresponde.

[…]

Y por último, en el caso de que aún así uno no confiara en el sistema bancario informatizado por la razón que sea, aún tiene la posibilidad de realizar sus tramites en la forma tradicional; con la votación electrónica no, ya que tiene que ser uniforme para todas sus partes.

Es por ello que comparar Homebanking con Voto Electrónico carece de sentido, puesto que son sistemas totalmente distintos, con diferentes preceptos y objetivos en oposición.


  1. Por qué es peligroso cualquier sistema de voto electrónico
  2. Online banking
  3. 8 tips for safer online banking
  4. Is It Safe to Bank Online?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *